noticias recientes

¡Por fin! ya empezaron las obras de normalización de la escuela Ramón Barros Luco


El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, realizó un recorrido constatando el inicio de los trabajos junto a concejales, la Asociación de ex alumnas y la empresa constructora.

 

Tras ocho años de espera, por fin comenzaron las obras de recuperación de la Escuela Ramón Barros Luco. Emblemático edificio emplazado en El Almendral que resultó severamente dañado por el terremoto del 2010 y que obligó a cerrar las puertas del establecimiento.

 

Puertas que hoy se volvieron a abrir gracias al inicio de obras del proyecto “Normalización Escuela Ramón Barros Luco”, con un presupuesto de $5.654.959.518 financiados por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), siendo fondos traspasados desde el MINEDUC al GORE, y cuyas obras serán ejecutadas por la empresa Ingeniería y Construcción Puerto Principal.

 

Tras realizar un completo recorrido por el edificio, declarado como Monumento Histórico de Valparaíso, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, expresó que “el año 2010 fue un año nefasto para la escuela por que se cerró y después de 8 años podemos decir que las obras comienzan y que dentro de 450 días, según el contrato, la escuela será devuelta a Valparaíso y en particular a la comunidad escolar que estos años lo ha pasado muy mal. Para la Alcaldía Ciudadana es un proyecto emblemático y para Valparaiso es muy relevante porque abre el camino de que es posible hacer cambios, recuperar el patrimonio y vincularlo con el sector. Por eso va a significar una inyección de energía al desarrollo económico local y a la vida urbana del sector. Lo importante es que no vamos a descansar hasta que la escuela sea devuelta a las niñas para eso hemos realizado dos contrataciones de empresas distintas para que fiscalicen los trabajos”.

 

Emocionada, la presidenta del centro de ex alumnas de la escuela Ramón Barros Luco, Isabel Soto, señaló que serán las principales fiscalizadoras durante todo el proceso de recuperación. “El proceso ha sido bien triste porque en un comienzo tuvimos que luchar contra las institucionalidades, sin embargo hay que agradecer a los distintos actores que han contribuido en que hoy tengamos a personas trabajando en el inmueble, algo que nosotras pensamos que no iba a pasar. La escuela es el eje principal del sector, aquí se han visto afectados todos por el abandono del edificio, así que nosotras vamos a fiscalizar que se cumplan los plazos porque las nuevas alumnas están esperando volver a su escuela. Este establecimiento tiene 176 años por lo que han pasado todas las generaciones y a nosotras nos conmueve pasar por estos pasillos y ver que ya están trabajando”.

 

OBRAS

 

El proyecto considera la restauración integral del inmueble de más de 10.000 m2, dando cabida a 700 alumnas, la normalización y reparación estructural de pilares, machones y losas de Hormigón Armado, la construcción de juntas de dilatación para mejorar el comportamiento sísmico y la aplicación de fibra de carbono en reparación de grietas.

 

También la recuperación de espacios para salas de clases, salas de profesores (recuperación de terraza), zona de parvulario, circulaciones y accesibilidades, según la normativa vigente. La instalación de un ascensor en el patio principal que de accesibilidad en toda la altura de la escuela, y la recuperación de todos los servicios básicos, adicionando climatización, red húmeda, sala de basura, equipo hidroneumático y mobiliario en obra.

 

Juan Abarca, administrador de la obra de Puerto Principal precisó que “nuestro compromiso es hacer el máximo esfuerzo para salir con este proyecto en el plazo, ojalá antes del plazo y con la claridad que requiere. Parte del proyecto es la recuperación estructural pero también hay un aspecto importante que es lo patrimonial y ese es un trabajo muy delicado”.

 

Viernes 07 de Septiembre de 2018